• Personajes de un largo día

    Hipérbaton del todo

    Volver a las poesías desacertadas Feliz para ser necesitastodo lo que delante tienes de ti.De reyes la sangre que, saberlo sin,corre por tus estrechas arterias. Despavorido que, de la soga,librado como un galgo se ha,trasladarte que puedan, puertas,a nueva y expectante moral. No cierra ni abre, ni llave alguna es,predican las cartas que yapara torres unir que, cruzar ano utilizar a tu antojo sabes. Atreves al fiel enroque no te,formó del juego parte nunca,fue de tu mente parte nunca,salvación ni estilo tampoco es. Cayendo uno a uno los naipes van,dejando al descubierto tu temer,es del contraataque hora ya puesvaliente, ni el más, lo espera. Fuerte  tu escudo bastante no es,oyendo…

  • Personajes de un largo día

    Resignación

      Volver a las poesías desacertadas     Todo cuanto me dijiste, hizo que mi alma quedara ensombrecida, como, si detrás del ocaso, ya no hubiera más amaneceres.   Mi mundo cambió de repente, sin sentido, ya nada importaba, el círculo perfecto, que juntos formábamos, quedó roto, pero jamás quedará vacío.   Quisiera sentir, cada uno de tus alientos, como parte de mi alimento, y aprovechar cada segundo que nos siga brindando el rey astro.   Mi coraza se volvió impenetrable, para ayudarme a combatir, este incurable temor, que surge del temor, de perderte.   Oculté mis llantos a tu sonrisa, pues sólo quise recordarte feliz, como siempre fuiste. ¡No…

  • Personajes de un largo día

    Espinelas del chivato

    Volver a las poesías desacertadas   ¿Pero qué se habrá creído? el chivato y embustero, patoso y poco certero, qué el viento aquí me ha traído.   Y me verá distraído. Sin palabras por mediar cree que me va a doblegar, y contará a su amo,   perdido en cualquier reclamo, que le mandó a vigilar.     Como si estar poseído, qué ahí doblen por mí, las campanas sigan, si, tal misa de fallecido.   Que me ha sobrecogido su excomulgado espionaje, retirado del paraje, válido siendo ayudado.   Protegido se ha pensado, iniciará ya su abordaje.     Desvalido me verá, mas, ya se está equivocando pues, conforme…

  • Personajes de un largo día

    Enésimo intento

    Volver a las poesías desacertadas     INCOMPLETA la manecilla no paró, dejando que la luna encontrara su atajo para que así me permitiese llegar a esa orilla donde nadan las sirenas. La luna, poco a poco, menguaba, cansada y hacia su desplome se escondió en su propio reflejo, cercana a la orilla y, dispuesta a observar tal híbrida belleza, mientras me ayudaba a superar las rocas que, a mi paso, emergían impidiendo mi llegada. Embriagado, por horas desvanecí hasta que el sol del nuevo día me despertó. Las gaviotas volaron sabiendo todo acerca de mi caída y mi barca, varada en la orilla, decía no querer correr otra igual…

  • Personajes de un largo día

    Libertad

    Volver a las poesías desacertadas   Cayó el árbol de la libertad. Se encerró al trébol de 4 hojas y, tras su tortura, confesó que, detrás de sí, quedaba en pie la redentora moringa.   ¿Quién osó a derribarla? la planta centenaria luchó por mantener la blanca bandera a salvo del podrido dinero, que a todos corrompe de ambición.   Su comprensión por la vida escapa de cualquier entendimiento de aquellos que buscan el poder, es así, cuando se desvanece su potestad de curación.   Tras sus bellas flores, ahora digeridas por el infame deseo de levantar enormes piedras, que sirven de muros contra ella, ya no queda nada más.…

  • Personajes de un largo día

    Cuaderna vía de lo Duro

    Volver a las poesías desacertadas   Es la historia de aquello que tuvo que cambiar, no por causas naturales, hubo a quién culpar, pusieron miles de intrigas para avasallar, la basca parte de la sociedad, a moderar.   Cuando se pasó de lo medieval a lo moderno quedaron atrás duras lanzas y lo inurbano, armas suplidas por ágiles ropas de cerno, ahora más frágiles y más cerrados al “no”.   Aquel día murió la hombría de los combates, donde enfrentamientos dieron paso a los debates, Ni más ni menos débil. No es cosa de valientes, sin poner el corazón, sin enseñar los dientes.   La “sin hueso” así cobró mayor…

  • Personajes de un largo día

    Rutina

    Volver a las poesías desacertadas     FALTA de vuelta a la rutina, amanece un nuevo lunes, atrás dejamos las noches de fiesta y de bailes. El lunes se postra como lo que es, largo e intenso, da igual cual fuera la estación, el mes no se atreve a plantarle cara y las semanas no dejan de decir que no tienen fuerzas para soportar al desagradecido y agrio lunes. No hay lunes que sea bueno, sólo lunes malos y, entre estos, podemos econtrarnos con peores y amargos. Nadie dispuesto a atenderte, nadie, en lunes, te entiende, no verás a un amigo que quiera compartir un nefasto lunes, ni tan siquiera…

  • Personajes de un largo día

    Sin mirar

    Volver a las poesías desacertadas     Bonitos ojos grises, como un día de invierno nublado al atardecer, entristecidos por una incesante lluvia de nostalgia y dolor, sigues sin querer observar ni ver los detalles, que, a tu paso se muestran de sabores llenos por el esplendor de toda clase de colores.   Perdida, en la inmensa soledad de tu mente, encasillado te has, tal si viejo trasto fueses y del cual su creador desprenderse no quiso, quizá por incompleto, quizá por compasión de un viejo reflejo, de un ideal que perdura en su mente mas no sobrevivió a toda moda.   Mientras te torturas, otros superan tu espacio, atraídos…

  • Personajes de un largo día

    El idioma por fandangos

    Volver a las poesías desacertadas   No me hables en otras lenguas, pues las otras no comprendo, no me hables en otras lenguas, que de amor no hablen tan claro, ni sepan de sentimientos ni puedan decir “te quiero”.   Universal y conocido por toa clases de animales, Universal y conocido donde no hallan falsedades ni mentiras, ni patrañas, pues en amar no se engaña.   Es algo que no se aprende como el latín o el griego, Es algo que no se aprende para él no existen clases pero si existen los ceros, cuando ahí surgen los celos.   Los únicos profesores que dan la aprobación Los únicos profesores…

  • Personajes de un largo día

    BIT

    Volver a las poesías desacertadas No hay nada que hacer, no soy más que un bit, poca información puedo ofrecer, poca información cabe en mí. Lo más pequeño que existe, en el formato digital, nada, insignificante no queda más que resignarme, Sólo sé decir “si” o “no”, Dos colores, blanco o negro, ningún sabor, ninguna opción de crecer. Sólo me espera una llamada un pasaje en bus, y una salida de él, lanzado hacia cualquier parte, no sé para qué entrar en él; el bus, es impresionante, nos devora a su antojo y, sin miramiento, nos escupe. No hay ruta que no marque el bus, con cada una de sus…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies